Hoy queremos hablar sobre trabajar con un Asistente Virtual  y formas de hacer esto un poco más ligero. Hemos sido asistentes virtuales por más de 7 años y hemos trabajado con muchos clientes durante todo el año. Algunos han sido magníficos y otros han sido una pesadilla.

El hecho es que no todo el mundo se ajusta a esto y no todo el mundo que está buscando un Asistente Virtual está realmente listo para uno. Hoy queremos hablar sobre las VERDADES sobre lo que es trabajar con un Asistente Virtual y los pasos que puedes tomar antes de contratar uno para asegurarte de que sea el mejor  ajuste  y decisión para ti y  para tu negocio.

  • ¿Estás listo para un Asistente Virtual? Sí, sabemos que todo el mundo está hablando de la contratación de un Asistente Virtual y cuánto va a cambiar sus vidas y negocios, pero el hecho es que realmente necesitas estar listo para un asistente virtual. En primer lugar, PLANIFICA sobre lo que necesita hacer el asistente virtual. Queremos decir realmente que pienses en ello. Haz una lista de cosas que haces a lo largo del día. Ahora marcas los artículos que AMAS hacer o que un asistente virtual  realmente no puede hacer en ese momento. Ahora mira la lista restante. Ahora necesitamos enumerar qué herramientas o información necesitará el asistente virtual para realizar estas tareas. Naturalmente, van a necesitar contraseñas e inicios de sesión para tu software. Pero, ¿cómo vas a compartir esta información? ¿Vas a usar un administrador de contraseñas? (la mayoría de  los asistentes virtuales usan Lastpass, por si no tienes uno) esto permite que el asistente virtual utilice la contraseña con nuestro “ver” tu contraseña. También evita que el asistente virtual comparta la contraseña. A continuación, tendrás que decidir sobre cómo vas a seguir el progreso de tu asistente virtual. ¿Cuáles son las fechas de vencimiento? ¿Cuáles son los objetivos? ¿Cuál será el punto de éxito o fracaso? Utilizamos personalmente el trabajo en equipo con nuestros clientes. Esto les permite ingresar sus propios proyectos, comentar, añadir archivos y también ver el tiempo que se ha utilizado en sus proyectos. Por último, es necesario decidir qué tipo de asistente virtual necesitas. Si estás buscando sólo asistencia por correo electrónico, entonces no necesitas contratar a un asistente virtual que se especializa en medios de comunicación social. Asegúrate de preguntar al asistente virtual  en que se especializa. Si dicen que en todo-  ponte dudoso. Al igual que en tu profesión, nadie es un experto en todo. También asegúrate de saber cuántas horas de trabajo necesitaras en  cada semana. Si realmente vas a necesitar solo 1 hora a la semana- SE HONESTO. No hay nada peor para  el asistente virtual en pensar y planear en 10 horas a la semana y rechazar a clientes para prepararse para tus 10 horas  y luego descubrir que necesitas  solamente 1 hora. Hay un montón de asistentes virtuales que están bien con ofrecer 1-2 horas a la semana, sólo se honesto por adelantado y di lo que piensas que vas a necesitar en el momento. También puedes aumentar las horas cuando empiecen a trabajar juntos.
  • Ahora que estás listo para tu  Asistente virtual- El siguiente paso es entrevistar  a varios asistentes virtuales. Hay muchos lugares  donde los puede encontrar. Uno de ellos es pidiendo referencias a otros colegas. Pero no sólo contrates  a uno de estos y sigas pensando: que tan bien  trabajan o si pueden  ser un gran ajuste para mí. Tómate el tiempo para conocer realmente al  asistente virtual. Haz las preguntas difíciles: ¿Tienen el tiempo para tu negocio? ¿Cuántas personas tienen en su equipo (si tienen un equipo) ¿Cuánta experiencia tienen trabajando en lo que necesitas que ellos hagan? ¿Cuál es su tiempo de respuesta? ¿Cobran anticipo? ¿Hay alguna garantía? ¿Cómo  controlan su tiempo? ¿Cómo aseguran su información? ¿Cómo están respaldando tu material? ¿En qué horarios y días trabajan? ¿Es esto tiempo parcial o trabajo de tiempo completo para ellos? Al final del show te diremos dónde obtener nuestra Lista de Entrevista GRATUITA para ayudarte aún más.
  • Ahora que has comenzado las entrevistas   es el momento de acortar la lista de  los posibles asistentes virtuales. Una manera fácil de hacer esto es elegir un proyecto que tenga alrededor de 1-2 horas de trabajo y preguntar a los asistentes virtuales  si están dispuestos a hacer una “Muestra” contigo. Muchos asistentes virtuales  estarán dispuestos a “probar” tu trabajo y esto también te da tiempo para ver cómo encajan contigo y  con tu negocio. Esto también hace que sea más fácil elegir al final  el  asistente virtual correcto.
  • ¡Haz encontrado ahora el asistente virtual  perfecto y estás listo para comenzar! Pero, ¿qué cosas puedes hacer ahora para hacer de esta una gran experiencia y que sea duradera? En primer lugar, tomate el tiempo para hablar al comienzo con tu asistente virtual. Repasa las tareas que deseas que realice, tus expectativas, tus metas finales y explícale  hacia dónde estás llevando tu negocio. También explica  lo que realmente sientes que es importante para  trabajar contigo. Asegúrate de planificar las llamadas semanales o correos electrónicos para comprobar entre los dos y  para asegurarte de que el asistente virtual está en el camino correcto y está haciendo el trabajo. Si algo no está bien, hazles saber lo antes posible para que puedan cambiarlo. No hay nada peor que un cliente manteniéndose en silencio y al final del  mes decir- Usted ha hecho esto y esto y esto y esto no va a funcionar y el asistente virtual  no tenía idea de que había un problema. La comunicación es vital para la relación de asistente virtual / Cliente.
  • Deja que el  asistente virtual crezca contigo. Muchos clientes están acostumbrados a contratar un asistente virtual y  continúan en su negocio. Se olvidan de que el asistente virtual  está allí para ayudarles. Muchos de ellos comienzan  a sentirse  abrumados  con su negocio y luego empiezan a contratar más y más personas. Tómate el tiempo para hablar con tu asistente virtual y ver dónde  él o ella puede  empezar a trabajar. A medida que el tiempo pasa, muchos asistentes virtuales están tomando clases o contratan personas adicionales, por lo que es probable que puedan ser capaces de ayudarte más. Esta es la razón por la que la  comunicación constante  con tu asistente virtual es tan importante. Por lo menos 1 vez cada 4 meses-toma  un descanso y sólo ten una charla con tu asistente virtual.  Observa  lo que están haciendo: diles cuál es tu próximo conjunto de planes y ve si están dispuestos a ayudar más allá. Puedes quedar sorprendido en saber cuánto  peso de encima puede quitarte  tu  asistente virtual
  • No abuses de tu Asistente Virtual No sobrecargues trabajo  ni pagues por debajo No  asignes demasiadas tareas  que no pueden lograr en el marco de tiempo No esperes que trabajen durante el fin de semana o el último minuto porque  te tardaste No los trate como empleados
error: Alert: Content is protected !!